jueves, abril 10, 2003


Mi sorpresa, la primera en muchos años (ya había renunciado a la idea de sorprenderme) fue que de mis labios salieron las siguientes palabras: somos dos puntos que a veces se juntan y forman una línea esporádica y a la vez imborrable.

Todavía SOY SANGRE.

No hay comentarios: