jueves, mayo 22, 2003

Quiero que corras, que pises fuerte, que tus suelas de cristal se quiebren, que la tierra sepa quien va sobre ella.
quiero que tus pies se fundan con tu calzado, que se destrocen al unísono, que resulten una sinfonia, de piel, cartilagos y sangre.

corre, corre... aqui yo te sigo cazando.

No hay comentarios: