viernes, septiembre 19, 2003

Condenadas a morir en suplicios mensuales, siempre al borde, a punto, nunca allí. Sin alcanzar los finales.

No hay comentarios: