viernes, diciembre 26, 2003

Efecto retardado

Mientras camina entre la multitud, por la avenida Ventiquatro de Maggio, el hombre piensa de repente en algo que nunca ha pensado: Fausto ya no le debe nada a Italia. El hombre esta seguro de que esas palabras no tienen una razon de ser, no son sus pensamientos. Para ser exactos, el hombre nunca entendera porque ese dia tuvo esa certeza.


No se sabe cuando un dia nos abrira la puerta hacia el delirio.

No hay comentarios: