martes, diciembre 23, 2003

La habitacion observa a una mujer en la ventana, que comunica en los filos del vacio, su eleccion, le habla al aire (la mujer recostada no la escucha y la que pende del techo tampoco), pronuncia en lenguas muertas, la habitacion guarda los ecos de lo que no entiende. La mujer de la ventana sigue hablando:

"...las permanencias siempre son internas e inevitables. Pero la respuesta es mas rapida: Se fue. Aunque todo esto tambien es artificio, la respuesta es larguisima..."


La mujer sigue Balanceando sus larguismas y blancas piernas, en la ventana.
Fue tanto su dolor que no se fugara.