viernes, diciembre 26, 2003

La mitad de lo que quiero decir siempre se queda adentro, no logra salir ni por lo huecos del pecho.