jueves, diciembre 11, 2003

Todo se lleva a cabo en el patio trasero, se roban el carro. En la frontera movil un carro vale mas que un cuerpo, por eso duele verlos quemados, abandonados deshechos. Duele el cuerpo y duele el yonke humano, duele pero ella no llora y tiene en la sangre la costumbre de avizorarlos.

No hay comentarios: