sábado, abril 12, 2003



No me llamo Sandra pero...

Me gustan los hombres
con cara de muñequitas de porcelada,
tan delgados como alfileres,
con ojos espléndidos, brillantes, hundidos y ungidos.

Me gustan los hombres que parecen mujeres
y las mujeres altas, mujeres-mujeres.



...
Hemos hablado ocasionalmente, esta distancia me disgusta, estoy preocupada, me mandas saludos, amor y yo te mando abrazos y besos, pero necesito saber si todo anda bien. Me preocupo por ti (como Perirossi), por tu pelo y sobretodo por que el corazón no se te congele.
Estoy temerosa porque no he podido hablar contigo, se que estas triste, lo siento en los huesos, tengo miedo que renuncies, que te esfumes, que tu cuerpo dibuje un trayecto fuera de aqui, un trayecto hacia el centro. No te fugues sin avisarme.

jueves, abril 10, 2003

Se quejaba como siempre de su panza y le dije que esperara para quejarnos juntas de "su panza" y ella entendió "para quejarnos juntas de la infancia", reí pensando que realmente mis problemas actuales habían estado allí desde esa infancia-principio. Otra cosa que pense fue que precisamente lo que mas me gusta de los niños es "su panza". su cuerpo redondo y carnoso.

Mi sorpresa, la primera en muchos años (ya había renunciado a la idea de sorprenderme) fue que de mis labios salieron las siguientes palabras: somos dos puntos que a veces se juntan y forman una línea esporádica y a la vez imborrable.

Todavía SOY SANGRE.

El hombre entro, pronta y desenfadadamente me pregunto ¿Qué esperas?, la pregunta no tenia la menor relevancia pero fue crucial, yo le respondi con la misma pregunta y el contesto: YO LA ESPERO A ELLA. "ella" era una mujer que se desdibujaba al fondo. La observé y sonreí.

miércoles, abril 09, 2003


Esto no es una una broma !(contra el arte apropiacionista)

Not Allen Ginsberg’s Howl

Para Carl Solomon (que somos todos)

Yo vi las mejores mentes de mi generación destruidas ante una computadora sufriendo escalofríos anorexia histéricas desnudas.

Dragándose en calles blancas evitando ser tocados por la aurora buscando furiosamente el último gramo de Prozac,

Derrotados con cabezas de televisor ardiendo por la moderna desconexión “paradisíaca” con el dínamo reconstruido en la maquinaria de la noche,

Quienes riqueza y trajes Armani y mandíbulas incesantes y dislocadas se sentaron fumando en la luminosidad sobrenatural de habitaciones de hoteles de cinco estrellas flotantes sobre la cúspide de las ciudades contemplando torres fantasmas,


Quienes cerraron sus cerebros al Cielo bajo el signo del dinero y vieron ángeles mahometanos iraquíes iracundos escenificando sobre tejados de viviendas iluminadas bombardeadas,

Quienes pasaron por universidades con tabiques nasales pulverizados adorando el internet y la comida light,

Quienes fueron aceptados en las academias por ser políticamente correctos y por publicar odas obscenas contra la Rusia destruida por taparle las ventanas al cráneo,

Quienes se deslizaron en cuartos con el control remoto en la mano y en calzoncillos, se masturbaron con el mercado en cestos de basura y escuchando el Terror tras la pared,

Quienes se rehusaron a viajar por carretera a tomar el sol y a ingerir drogas orgánicas,

Quienes comieron manjares y luego los vomitaron tomaron agua y también la vomitaron, condenados, llevaron sus torsos a bulímicos anónimos noche tras noche,

Sin sueños, con drogas, con pesadillas en vigilia, alcohol y androginia como estigma que se extiende a los límites de la libre competencia,

Calles tenebrosas tumultuosas tradicionalmente modernas identificables sin nubes vibrando ni relámpagos en la mente brincando mas allá del ciberespacio,

Quienes ya no hablan con nadie intelectos enteros arrojados plagados de lugares comunes y risas fingidas charlando susurrando gritando vomitando hechos y recuerdos anécdotas,

Quienes ya no estudian a Plotino San Juan de la Cruz Poe telepatía kábala bop porque entre sus manos vibró incesantemente el llamado de un teléfono,

Quienes se ríen asumiendo que la filosofía es nombres y apellidos slogans Hegel en tres líneas y afirman que una mano lava la otra,

Quienes solitarios atravesaron las calles de todos lados buscando sordomudos que no pudieran responderles y ni eso encontraron,

Quienes pensaron-permitieron que sólo estuvieron locos cuando la ciudad resplandeció en éxtasis y special-k ante el sonido de un dj,

Quienes corretearon nuevas experiencias para evitar la soledad en algún punto del mundo buscando rock o sexo o sopa y siguieron ignorando a la periferia y a la Eternidad ambas empresas sin esperanza,

Quienes se quemaron los brazos con cigarrillos no como protesta contra el ofuscamiento narcotizante del capitalismo y la globalización,

Quienes distribuyeron panfletos Súper consumistas en Union Square gimiendo y desvistiéndose mientras las sirenas de Los Alamos celebraban sus caídas festejos bajo el Muro de Wall Street,

Quienes creyeron en la utopía del siglo de las luces se bebieron a Kant sin entenderlo se intoxicaron de existencialismo girando sobre su propio eje.

Quienes hicieron del arte algo vacío se avergonzaron de ello e inventaron que éste era un lenguaje complicado,

Quienes hicieron del método científico una religión y se lanzaron por el mundo a predicar,

Quienes confiaron que con tres dólares de droga iban a cambiar las cosas y fueron sorprendidos por la vejez,

Quienes cambiaron de cara de senos de sexo tantas veces como el dinero puede pagar,

Quienes quisieron ir mas allá de todo y ahora no están en ningún lado y tampoco les importa.


II


P.D. Carl Solomon no estoy contigo en Rockland donde tú estás más loco que yo.

No estoy contigo!

No estoy contigo!
No estoy contigo!
No estoy contigo!

No estoy contigo en ningún lugar!

Estas solo!

Estamos solos!

Estoy solo!


San Francisco 1955-56 / Tijuana 2003