viernes, junio 13, 2003


RUSH

No, no, no...
y la siguiente escena es en velocidades discontinuas, quitandote la ropa, volando por los aires, la sangre palpitando...
esto definitivamente no son ejercicios de calentamiento...

Follando a alguien que podrias matar y beberte su sangre,
sabiendo que no hay sorpresa, tu sangre y la de él es la misma..
contradiccion, dolor, que desdoblamiento indescriptible, convertido en silencio.

Nada se dio, el destino no quiso hacerlo. Nada sucedio.

Los disfraces no sirven, no alejan lo suficiente.

Las lineas de mi mano han transmutado otra vez, me persiguen...

Un metro de distancia separa lo que hay del abismo.

El reloj prosigue, el telefono se hipostasia con un órgano de mi cuerpo: palpita.
me estoy conviertiendo en mi entorno.

jueves, junio 12, 2003


¿Por qué uno tiene que ordenar su cuarto?
Yo siempre he votado por, mejor, incendiarlo.

miércoles, junio 11, 2003


La cicatriz de mi mano mi palma izquierda fue para incluirte en mi vida,
la de la derecha para sacarte de ella.

Mi vida sigue subdividiendose en binomios... ad infinitum




Kelpie. Thomas Millie Dow. 1895.

NUNCA HE QUERIDO SER UNA MUÑECA!!!!!

MAS BIEN ME HE ESFORZADO POR SER UNA QUIMERA O UNA BRUJA.

HE LOGRADO SER AMBAS.


Todos mis recuerdos rotos, desdichados, odiosos, omnipresentes, omnipotentes, miticos me asaltan...
¿por qué siempre tienen que asaltarme, ya sin sorpresa, cuando todo esta bien?

Vivo las cosas dos veces, cuando suceden y cuando las recuerdo,
me gustan más cuando las recuerdo, porque tengo tiempo de verlas
y de diseccionarlas, de practicales autopsias, de someterlas a mi sádico cerebro genetista.

Las cosas no me importan mucho, pero estoy tan enamorada de los espacios y los tiempos que decido llenarlos con sucesos.

Asi, que si miras que hablo de ti, no es de ti, es de tus recuerdos. De mi radiografía

La ultima vez te lo dije: estar en ruinas o que tú tambien lo estes, no logrará un espacio común entre nosotros.

Ampute la historia

Fui cortando la historia,
he extirpado de mi todo
lo que te perteneció

Corte los brazos,
las piernas
y mi lengua
que te conoció tanto

Mutilé,
cercené de un tajo
nuestra ridicula existencia.

Nos extingui a ambos
nos hicé desaparacer

.

martes, junio 10, 2003

Fata Morgana

La la la la la la
La la la la la la
La la la la la la

La la la la la
La la la la la
La la la la la la
La la la la la la la
La la la la la la la la
La la la la la
La la la la la la
La la la la la la la
La la la la la la la la

La la la la la la la
La la la la la la la
La la la la la la la

Hab' noch nicht alle Worte gefunden... es tut mir leid. Also, die meisten Worte kommen... noch.

Nico. Fata Morgana. 1988.
Nadie, nunca ha podido lograr un efecto semejante en mi,
pero Nico, su música es... como una camisa de fuerza que no quiero quitarme,
como una camisa de fuerza ante la que corro a toda prisa para que me ate.

La primera nota suena y no importa que tan bello sea el dia, la obscuridad me invade,
se me mete al cuerpo como una sombra, como humo, me debilita, me liquida (queriendo decir que me hace líquida)
es una sensacion a la que nunca he renunciado desde que la conocí...

Me congela, me paraliza, me hace conventirme en la sensacion que precede al llanto, el ultimo minuto antes de derramarse...

No es tristisimo, es frio y distante. Me invade.

Sie herzte sanft ihr Spielzeug
Bevor sie es zerbrach
Und hatte eine Sehnsucht
Und wußte nicht wonach

Weil sie einsam war
Und so blond ihr Haar
Und ihr Mund so rot wie Wein
Und wer von diesem Wein trank
Konnt' nie mehr glücklich sein

Doch einer sprach im Frühling:
"Auch Du fühlst Lust und Schmerz"
Und brach ihr tausend Rosen
Doch sie brach nur sein Herz

Weil sie einsam war
Und so blond ihr Haar
Und ihr Mund so rot wie Wein
Ja, keine konnt' so küssen
Und doch so einsam sein

Was blieb von ihrem Leben
Ein Lied, das niemand sang
Sankt Peter ließ sie warten
Zwei Ewigkeiten lang

Weil sie einsam war
Und so blond ihr Haar
Und ihr Herz so tot wie Stein
Dann rief er: "Armes Kind, komm,
Sollst nie mehr einsam sein"


Camera Obscura.Nico.


Esto es tristisimo, más triste que la tristeza, porque sólo es monótono
LLUEVE. MI OJOS ESTAN SECOS PERO LLUEVE...
ALLA AFUERA...

domingo, junio 08, 2003

ELLA ES NICO




Te escondes debajo de la tierra-dermis.
Pero, el suelo no puede protegerte, también cede a mis pasos, se abre.

Sí querido, el nihilismo siempre es hambre.


Te veo llorando, mares y mares gotean de ti y caen sobre mi cabello, te golpeas el pecho, las palabras se escapan, ya no puedes hablar quieres decirme todo y no hay nada que no sepa ya. Te sé todo y aun así quieres más. Me dices que te mate o que te seque el corazón, los riñones, que te saque el feto que te deje en el cerebro, que eres un hombre preñado que ya no puede mas, que solo vives para reventarte en cualquier muro y que quieres que nos estrellemos en tu cuerpo.

Ya no, nunca más. Se acabo. Me fui.


Sé que me moriré de vieja y que te seguiré deseando, aunque esto ya es más que deseo, va mas allá de la carne,
mas allá de los huesos, mas allá del deseo, Lo sé, va mas allá de todo, incluso mas allá de ti, tanto que te sobrepasa,
tú lo provocas, pero tú ya no lo llenas.

Estoy enferma, tan enferma de ti que tú ya no eres la cura.
El mundo incendiándose ni siquiera me parecía un motivo para determinar un fin.
No lo de nosotros era tan fuerte que necesitaba tener un fin decidido,
mas allá de lo trágico, mas allá del azar, un fin RIDICULO.

Si, te lo dije un día, así, nomás: esto se acaba hoy y tú, al igual que yo, no comprendías que estaba diciendo.
Y pediste explicaciones y yo no dije nada, ni una palabra, no podía ni quería explicarte que esto se acababa
porque separados teníamos posibilidades y juntos sólo nos aventamos uno al otro de un precipicio al siguiente y de ese a otro,
que jugábamos, juegos favoritos, jugábamos a arrancarnos las vísceras a diario, a robarnos la respiración, a empujarnos a la otra orilla,
a sobregirar los limites.

Y no quise decirlo porque sabía que tú no me dejarías renunciar, que insistirías en seguirnos rasgando el uno al otro, en seguir borrando los limite entre nosotros, en seguir haciéndonos irreconocibles, pareciéndonos tanto que daba miedo, y el miedo es fascinación negada. El miedo es admiración, es lo sublime que invade los ojos y se fuga al resto del cuerpo. Siempre nos sobraron ambas cosas. La fascinación y el miedo se auto aniquilaban.

Ella me dice que las cosas llegan de repente.
A ella le llegan así, y luego, pues que más, a asumirlas.

Yo le digo que a mi no, que yo asumo las cosas desde el principio.
Sí le digo, que desde el momento que tuve conciencia de que era feliz,
tan feliz que dolía, me había dicho una y mil veces: esto va acabar.

Me vuelvo a este mundo y ella me dice que soy una mujer jupiteriana, ¿que donde salí?
No sé , de donde vine, sé a donde voy, eso sí.


LO QUE ME DUELE NO ME HACE LLORAR

NO HAY UN NUMERO QUE DIGA QUE ES UN ARBOL