viernes, agosto 01, 2003

Creo que necesito alguien nuevo, para seguir haciendo mi "arquitectura viva", me siento suspendida, como flotando en los espeso, seguro alguien llega. Mañana. Pronto tendre noticias.
Cuando estoy sola hablo conmigo misma, no es una broma, es mas bien la reafirmacion de mi sociopatia o la confirmacion de mi esquizofrenia multiple, o simplemente puede ser un desfase entre mi cerebro y mi boca. Lo que es seguro es que me aviso las acciones inmediatas como si no fuera yo quien las ejecutara y muchas veces mantengo largas conversaciones sobre nimiedades como mi alergia a que existan las verdades sencillas o el descubrir la incomensurabilidad del tiempo, o el contemplarme los ojos por mas de dos horas o perder en el bosque en llamas de mis cabellos. Ahora, te aviso, soltare el teclado, dejare de escribir.
Quisiera hablar de ella (otra vez) y llamarla Gloriosamente impúdica, Tremendamente celosa. Definirla como La mujer de los adverbios, La enamorada de sus uñas. La que se Llena de sabiduría encontrada en las esquinas, prodigada por locos, por enfermos...

Miles Davis al fondo...

A kilómetros de distancia hay suficiente luz en mis pupilas para verla arrancada, suficiente fuerza en mi lengua para cavarle túneles al cuello, agudeza en mis oídos para escuchar su sangre mar abierto. Suficiente locura, suficiente historia para cargarla siempre en el hemisferio derecho. Los latidos imposibles de mi corazón me dicen que, por lo demás, estoy sola y que respiramos su evocación y yo en latitudes diametralmente opuestas. Sonrío automáticamente y pienso: mejor así.

........Este es el mejor de los mundos posibles........ Hay oportunidad de encontrar sin buscar y perder se hace habito.

martes, julio 29, 2003

Nominofobia

El camina apresurado, corre rabioso, viril, inhumano. Nunca se ha preguntado como seria su vida si estuviera innominado, o si su nombre fuese diferente. Escapa de su Otro nombre, raras veces piensa en ello -acciones no palabras-. Olvida. Pero , lo presiente, hay algo alli adentro que le que le dice que todo eso que vive es llana ficcion, puro llevar a cabo una vida que no le correspode.

Un dia, hace un año, tal vez, empezo a actuar como Otro. Sin proponerselo actuaba como si su nombre fuera diferente, fuera de si. Asi fue como la conocio, Ella la que sabia pronunciarlo, la que desxubrio su Otro Nombre -porque ella llevaba el mismo-, aquella que lo grito a todo pulmon y desintegro su mundo, de la que camina apresurado, de la que corre y a la que sigue cuando Ella no lo ve.

El desea volver a ser pronunciado, Ella no sabe hablar ya. El le corto la lengua.
DEL CERO AL INFINITO SEIS CIFRAS ME DEFINEN.