martes, septiembre 30, 2003

Ahora me muevo por sueños, visiones diunas, entre elevadores horizontales y puentes de oro.
La escupo como sangre, como ofidio que regurgita su veneno, la meto en una botella que navegara el mar, no pienso cargarla con brujulas ni instrucciones, varada a su suerte. La felicidad mentira. no hay desperacion al comprobar lo contrario.
El hombre-muñeca nunca se espero verme (con la mueca imperturbable en el rostro) empuñando una daga por los costados. Piensa que no sé que hacer, pero la verdad es que quien esta perdido es él. su belleza tiene la culpa, es asquerosamente fatal como para dejarme inmovil.
Por sorpresa, como siempre, entre llegar y casi quedarme para darme la vuelta antes de sucumbir y sedentarizarme.
La gélida belleza llora,
mientras corto las puntas de mis dedos
con sus filos blancos.
Se me va el aire, de tanto dolor, al solo rozarte las yemas de los dedos. desprendimiento. besar al aire.

Con respirar aniquilo mundo que no veo.
Ya no giro sobre mi propio eje, parezco moverme, pero voy danzado poco poco hacia lo inmovil.

Mi garganta, estrella de venas, sigue brotando.
SI HAROLD, LO ENTIENDO PERFECTAMENTE, POR ESO RIO, Y ESPERO QUE MI SONRISA LOGRE ILUMINAR AQUELLO CONFINES.
Aprieto mi muñeca,
me pongo pausa.

Paraiso, coma.

domingo, septiembre 28, 2003

Mentira la tristeza cuando empieza...

Manu Chau
me urge que nos mudemos a un solo cuerpo. Que sea todo huecos, no solo el pecho.
Ella dice: "DOS CUERPOS SON INSUFICIENTES PARA LOS HUECOS DEL PECHO"

Asi es. Profetiza.
La permanencia de una linea en el agua. la necesidad,en el estomago, de seguir.
TANTA MUERTE EN UNOS OJOS
Cómo amar tanto a un hombre cuando una mujer me jala.