viernes, enero 16, 2004

Aqui nadie pregunta por el tiempo.