lunes, enero 12, 2004

Arsénico no es una mujer, es una adicción.

No hay comentarios: