lunes, febrero 02, 2004

me estremezco y tengo este deseo de muerte, de aventarme, de correr con ella. Dejar que otra vez el Arsenico se filtre por mis venas.