lunes, febrero 02, 2004

Miss Violence recuerda, como cuando se recuerda en la mente del otro, palabras que algun dia pasaron por su cabeza y nunca quiso pronunciar. Las terribles palabras y su poder resonando como ecos.

Libranos de las cárceles (internas) y de los demonios

Que sus ojos no me vean

que sus pies no me alcancen

que sus manos no me agarren

que sus armas se desvien

que el MAL no me persiga


Miss Violence, reconoce que nunca quiso eso.




No hay comentarios: