viernes, febrero 06, 2004

NO TE RINDAS NUNCA PORQUE DE SER ASI TENDRE QUE INCUMPLIR UNA PROMESA.