viernes, mayo 07, 2004

La francotiradora padece de insominio. Las noches calladas no la dejan dormir. Necesita la oraci?n de las balas para conciliar el sue?o y una vez dormida, sue?a que dispara. Es feliz.

No hay comentarios: