sábado, diciembre 25, 2004

Heidegger dijo: La Palabra es la casa del Ser. Y yo digo: La Palabra es la caza del ser. Ambos nos equivocamos.