sábado, diciembre 25, 2004

Le niego las palabras a lo cotidiano, lo que acontece en la vida me parece maravilloso e irrelevante. No escribo eso, escribo lo que pasa en otro lado que no es ni mi mente ni el afuera.