miércoles, mayo 12, 2004

Miss Violence no duerme hace muchísimos años. Sólo concilio el sueño algunas veces con afán de intentar experimentar, alcanzar, aquello que algunos conocen como sueños. No come tampoco. Nunca lo a hecho. Ni siquiera en las bacanales romanas. Se recuerda en ese época observando el vomitorium. Piensa que igual que en ese momento el enigma es descubrir porque se intenta matar lo ya muerto.

lunes, mayo 10, 2004

Por no renunciar

Odio escribir mi odio con palabras.

No hay pasadizos aun para acceder al silencio.

Lo que deseo, lo que me ilumina también me hace temblar.

Me cura, me devasta.
El Vacío es todo lo que precipita a lo Innombrable.

Una contradicción nos persigue: Ser Vacío.

Carezco de todo, Soy puro despliegue.

Babilonia. Lenguas destruidas. Reconstruidas.

La Biblioteca laberíntica

Caracteres afilándose y rasgando lo ojos como lijas.

Nada se ha ganado con la lectura del Libro.


Nada hemos ganado. Todavía.

La lengua destruye continuamente todo aquello de lo que hablamos.

En nosotros una zanja.

Sigo pensando que aun falta la palabra apropiada

Al igual que otros me desvivo en tal empeño. Misterio Milenario.

Nuestro destino es perder

Mientras sigamos preguntando.

Una noche de 1610, las miradas de Miss Violence y Mariko Yokohama se cruzaron. Erzsebet Bathory, también estuvo alli.
EL DESTINO COMUN: CATORCE SILABAS QUE ACABARAN CON TODO.
TODAS LAS PALABRAS NO HA SIDO ENCONTRADAS... TODAVIA.
EL VACIO OCULTA UN TERRIBLE HECHO.
SIEMPRE HAY UNA HISTORIA QUE NUNCA DEBIO SER.