miércoles, septiembre 29, 2004

Lo supe de cierto. Con una seguridad finísima.

LA MUJER CABALLERO ES INTRAVENOSA.