miércoles, febrero 02, 2005

No confio en la post-modernidad, sino en la post-mortem(idad).

No hay comentarios: