sábado, abril 02, 2005

¿A que hemos llegado cuando a una mujer ya no le dan miedo ni sus propias pesadillas?


Ir sobre las dagas.

No hay comentarios: