lunes, noviembre 07, 2005

El tres.
La figura del tres. Miro el numero, su figura, sus contornos; pienso en, qué tendran los arabes en la cabeza para haber pensado los numeros con esas formas, disposiciones y curvaturas.

Miro el 3.
Mi mente hace analogias, trata de explicar, pero me resulta incognoscible, incuestionable, impenetrable. Cedo ante el placer y la confusión, ante la epojé fenomenológica, ante ese pasmo activo que discurre y escurre en el cerebro al contemblar un numero. Al pensar un 3 finjo que pienso, en mi cabeza se abren huecos, se hoya, se llena da palabras, se autoengaña con la idea de comprension.

El número que ¨comprendo¨es igual a las ideas que flotan en mi cabeza y aun no pienso.

No hay comentarios: