domingo, agosto 07, 2005

Alguien me dijo
(no recuerdo quien
porque mi memoria
se resiste a lo arbitrario)
que un hombre se suicido
por una cifra

pienso que él es la prueba
de que los numeros lo dejaron solo
como a mi las letras.
Tijuana me dice que lo importante es (y no es) dinamitarse en cualquier esquina. Lo importante es ver quien conserva la ultima bala.
A ella no la conoce nadie
ni ella misma

Cambio Roma
la escuela de pintura
por ser mimo en el zocalo
y seguir esgrimiendo una espada.