viernes, septiembre 30, 2005

Las horas para crear el mundo me parecen el mejor tiempo perdido.
Siempre olvido algo. Una palabra a mitad de la lengua deslizandose hacia el borde, la punta, eso que en mi cuerpo se llama filo. Siempre olvido y dejo pasar el el tiempo. Siempre digo siempre y la sonoridad de las letras me abruman. sin mencionar la semantica. Siempre dejo que se me pasen las horas. LLegan las dos de la tarde y todo se cierra. cierran todo lo que a mi alrededor puede cerrarse. Cierran todo y yo siento ganas de escriior la palabra Yo con doble L (llo). No me pregunto que significara este anhelo de cometer faltas ortograficas`premeditadamente.