viernes, noviembre 04, 2005

Ese andar siempre (Del lat. semper. Adv. t. En todo o en cualquier tiempo) con prisa. Ese enredarse (Enlazarse, entretejerse, enmarañarse con algo, con otra cosa. U. t. c. prnl. Revolver, inquietarse, travesear Aturdirse, hacerse un lío) con todo. Ese multiplicar (Del lat. multiplic?re. Aumentar el número o la cantidad de cosas de la misma especie) de brazos, de sinapsis (Del gr. ?ú?????, unión, enlace. f. Relación funcional de contacto entre las terminaciones de las células nerviosas.) Ese ir, venir, retumbar (resonar mucho). Ese andar con la cabeza vana(Del lat. vanus.1. adj. Falto de realidad, sustancia o entidad. 2. adj. Hueco, vacío y falto de solidez.3. adj. Sustancia interior seca o podrida. 4. adj. Inútil, infructuoso o sin efecto. 5. adj. Arrogante, presuntuoso, envanecido. 6. adj. Insubsistente, poco durable o estable.7. adj. Que no tiene fundamento, razón) , volada en todo sitio. Ese despeinarse estrepitosamente (Del lat. strep?tus. Desmedido, exagerado.) Esa sonrisa (Del lat. subrid?re. Reírse un poco o levemente, y sin ruido.), casi mueca (Cf. fr. ant. moque, port. moca, burla, y estos quizá de or. expres.1. f. Contorsión del rostro, generalmente burlesca.), casi conversacion, casi susurro (Del lat. susurrus.1. m. Ruido suave y remiso que resulta de hablar quedo.) Ese corregir. Ese sobrecorregir que orilla al silencio. Ese escribir la palabra(Del lat. parab?la.) orilla (Del dim. romance, del lat. ora, orilla.) junto a la palabra silencio (Del lat. silent?um). Ese estremecerse al sentir la orilla sobre la lengua. Ese rasgar(Del lat. resec?re, hacer pedazos1. tr. Romper o hacer pedazos, a viva fuerza y sin el auxilio de ningún instrumento, cosas de poca consistencia, como tejidos, pieles, papel, etc. U. t. c. prnl.) de la orilla sobre la lengua. Ese deslizarse de la lengua buscando ser orilla otra vez. Ese trasmutar (Del lat. transmut?re.1. tr. Mudar o convertir algo en otra cosa. U. t. c. prnl.) de la lengua en milimetros abiertos.
Ese ponerse el abrigo sin soltar el bolso. Ese seguir caminando.
Esperaba una señal (que una bombilla no encendiera más, que un escalón cediera, que algún diente se rompiera por el filo) para que la pregunta apareciera, para que la pregunta se me dibujara rictuosa entre las comisuras de la boca: ¿a dónde te llevaran a ti las letras?.

Esta mañana una bombilla no encendio.