viernes, enero 13, 2006

La Ciudad T me satura, me enferma, me hace explotar e implosionar. No creo que jamas tenga la conviccion de irme definitivamente de ella.
...No siempre y no para siempre...


me gusta las palabras que se abren como cajas, que se muerden a sis mismas o las proximas a traves de sus cercenias foneticas. Las palabreas por si mismas como sonidos mas alla de sus significados me encantan.

Quiero un personaje que diga en los momentos cruciales de sus historia: No siempre y no para siempre...

jueves, enero 12, 2006

Digo tu nombre para sentir en la boca la humedad de tu saliva. Sentir en los labios como si con las letras se pudiera emular el goteo y el derramamiento del tiempo..Digo tu nombre al mismo tiempo que pienso en comerte completamente el cuerpo con palabra, con dientes de letras con lenguas bipartitas que puedan hacerte explotar el sexo. Digo tu nombre y mi mundo se reecompone. Escribo tu nombre porque es como rememorarte, traerte a este lado del mundo, a este lado que es mi cuerpo. Te pronucio. Te traigo. Te develo.
Los párpados se me caen de sueño y no sé si es la migraña que me ha aquejado todo el día, o la tensión o el brazo que duele, que punza, que empieza a declararse homónimo a sí mismo, es decir, siniestro. No sé si es todo eso o el miedo que se convierte en temblor bajando sobre la espalda como un ferrocarril descarriado a través de los rieles de los huesos.
El feminismo nunca ha matado a nadie, el machismo mata a much@s todos los dias.

Benoite Grounlt
Para ella, en aquella trasatlantica es solo un uso del lenguaje decir: La escribo. Para mi, es una invocacion. Cierro los ojos y yo LA ESCRIBO.

miércoles, enero 11, 2006

Escucho La Radio [la escucho en mi cabeza incluso cuando no esta encendida], me encanta esa sensacion de lejania, ese sentimiento vetusto que acompaña al sonido al introducirse por mi oreja. Trato de desintonizar la radio, me gusta el ruido blanco, la incertidumbre, la sincopacion de vertigos y voces que violan algunas de las leyes de las propiedades del sonido. Escucho la Radio [o imagino que lo hago] alguien dice lo siguiente:

Talking about the Beauty and the beast: She is Both.

Me estremezco y asiento. Ella, en efecto es las dos.