sábado, noviembre 10, 2007

Andamos, y el camino de tiempo parace muy largo. Volvemos con las piernas llenas de agua, con las uñas a medio pintar y/o rotas. Seguimos sonriendo, es decir, recordando. Hay tantos adjetivos para calificarnos, y vértigo ha sido uno de ellos. También podría ser un adjetivo la palabra llanto (estos días la gra ausente) que como todas las fobias basta que alguien la pronuncie para que parezca que nos nace.

No hay comentarios: