martes, noviembre 13, 2007

El tiempo como una tuerca, aprentándose contra mi garganta.
Pensar, recurrente y tópicamente, en que no tengo tiempo y paradojicamente saber que el tiempo es mi única pertencia.