lunes, diciembre 10, 2007

De III Jornadas de Políticas Lésbicas me traído algunas cosas.

Sobretodo, no tengo deseos de callarme, ni de encallarme. Quiero pedirlo todo, no mantener nunca un bajo perfil, un perfil acomodado, llano, inofensivamente visible. No quiero jerarquías geriátricas, ni mistificaciones, no apropiación del discurso por parte de unas cuantas, no conformarme. No más jornadas sin tácticas, no más palabrería sin soluciones. No más susceptibilidades ni autovanagloria.

Lo que realmente quiero es que lo pidamos todo, que perdamos el miedo, que dejemos de llevar ¨armarios pret a porter¨, que dejemos de victimizarnos y quejarnos y pasemos a la acción. Que las soluciones colectivas sean colectivas. Que le perdamos el miedo a la (auto)crítica.

4 comentarios:

Endrinita dijo...

De Donostia me he traido un extraño sabor a fin de un ciclo. La sensación de que el discurso se ha terminado y es necesario volver a construir sobre nuevas raices.
Dices pasar a la acción... pero hacia donde?
Cómodas como estamos en nuestros nuevos armarios pret a porter, ya estamos visibilizadas porque nos han institucionalizado, nos hemos colado en el discurso oficial de esta sociedad líquida... y nos sentimos integradas. Creo que ese ha sido el mayor de los fracasos.
Ahora, sinceramente, no se hacia donde debemos seguir caminando.
Quizá, como decía Isabel Franc, comprar un edificio y marcharnos a vivir juntas, olvidandonos del mundo que se empeña en integrarnos.

Te repito que tengo un extraño sabor a fin del discurso.

Miss Violence dijo...

Gracias por el coemtario. No enuncio la realidad y sus discursos en ciclos con principio y fin, sin embargo comparto contigo que hay una sabor ferroso en el discurso institucionalizado, pero sé que debemos seguir tirando del carro,¿hacia dónde? no considero que haya una sola dirección sino muúltiples frentes por medio de los cuales todavía podemos repensar, rehacer o simplemente olvidarnos de las genealogías geriñatricas y sembrar algo distinto. Ideas prácticas me sobran, aunque aquí no es el espacio para exponerlas, si te interesa continuar el diálogo escribeme y seguimos hablando de esto.

espe dijo...

Alucinada me dejaste, perpleja, y sintiéndome pequeñita, pequeñita, pequeñita... Tanto por hacer y yo con estos pelos!!

(un beso mujer en random contínuo, soy eSpe, la kamasutralésbica que te robó el discurso con la cámara digital y quiso compensarlo con un besito chiquitito, de niña decente...)

Miss Violence dijo...

Hola Espe! Que gusto tenerte de visita! Nada de sentirse pequeñita, que tu trabajo es maravilloso e impresionante! Vivan los robos, los besitos pequeós y las niás decentes! (jijiji) seguimos en contacto. Besos!