jueves, diciembre 27, 2007

No cabe aquí el temblor de los labios. No cabe aquí la palabra Boca.