viernes, junio 22, 2007

2007 días en los que el Arsénico se ha cortado el cuello.

2007 días de tersa violencia.

Alguna vez las hendiduras tienen que ser las últimas.
Clean cuts

No digas Belleza, no te atrevas.
Paisaje de venas en el pecho.
Tu nombre se vuelve una isla. Veo como sueltas la cuerda, como la atas sobre tu cabeza. Veo como agitas las manos en tono de despedida, veo incluso como tu respiración me convoca, como tus palabras llegan demasiado tarde y a deshoras. Yo como tu nombre me vuelvo un peñon sin asidero, una deriva que no acortará los meridianos ni es capaz de hace ya nada.
Santa Rita

Ser Medea por otros medios,
sin castigos,
glorificar la violencia y el deseo.
Las letras llegan como zarpazos, me estremezco.

jueves, junio 21, 2007

(Otro encuentro con las poe-letras)


DIJO PAVESE
La primera vez
para nunca fue.

La primera vez
sera para siempre
la segunda vez.

Después,
corregida, aumentada,
la primera vez
será nada.

Después:
siempre en vez de
siempre en vez de
siempre en vez.

Ulalume Gónzalz de león
(a)pátri(d)a


La cartografía se expande en mis latidos
odisea que discrepa
centrifuga el mapa, lo revienta.

No preguntes por patrias
no tengo ni eso, ni respuestas
sólo trazo en la carne
los nombres y estrategias de la fura.

Ya nos fuimos todos (José Emilio)
de los ríos, algo queda.
Vivir en el over and over again. Sé que todo lo tendré que hace una y otra vez. Volveré a horadarme entera, a clavar vértebras en los acantilados, a teñirme el pelo de tinta y las manos de sangre. Volveré a pedirme ayuda, a extenderme la mano, a reprocharme. Volveré al punto de inflexión que se vuleve antideseo y luego deseo exhorbitante. Volveré, una y otra vez ,a tener veinte años, a no sentir nada, a profesar amor profundo por las palabras. Y tal vez, pero sólo tal vez, no volveré al loop eterno de escribir este texto de nuevo.

miércoles, junio 20, 2007

No quiero irme hoy de aquí sin escribir algo antes. La sensación, este escalofrío gratificate, estos ojos amarillos por falta de sueño. Quiero escribir, deseo. No escribo, escribo y no. Me gustaría habla de los desfiladeros descubiertos a los 8 años cuando todavía no era consciente de la redondez del mundo, en esa epoca no sabía tampoco que el mundo se creyó plano. No sabía nada del mundo excepto que sin caminar demasiado te topas de frente con chirriante acantilado. Cuando eso paso, y fue hace mucho años, seguía sin saber, pero descubrí que no era el vértigo sino la curiosidad, la promesa de volar antes de la caída, lo que podía conmigo.

Sigo sin sber y teniendo prisa.

lunes, junio 18, 2007

Es buscarse en el cuerpo,
recordando -si es posible aún algún recuerdo- geografías,
recopilacíon de destierros.


Kiev se avista en el en punto de cada hora.
El lenguaje que entre Nada y Nada pasa entre nosotras.
Ululante Ulalume plagiaria,
constructora del eterno retorno de la diferencia
en el mar de citas que es el lenguaje
que entre Nada y Nada pasa entre nosotr@s.
Ontología

¿Ha cambiado ya la pregunta por el Ser (mujer)?
Busco el nombre de una mujer y aparece la cifra reiterativa, (283736353), eufórica, burlesca y descomunnal, aparece.