martes, abril 01, 2008

Ser entrenada para sentir,
sufrir, amar, parir
y agradecer como mujer,

No un macho-de-élite.
No un hombre de mundo,
(adiestrado también)
que sortea ausencias.

Ser educada para no saber,
no elevar la voz, no golpear,
no violentarse, sonreir,
no asesinar .
Ser para el no hacer.
ser la nulidad y la entrepierna.