lunes, mayo 05, 2008

No poesía por encargo. No mujeres por tristeza. No a la palabra formaldeído. No a los textos bases y a las tradiciones. Sólo aquí llena de distancias. Aquí llena y suspensa, como sujeta por cables. Todo pasando muy lejos. Mis dedos reventando teclas. Indescriptible lo que digo, más indescriptible lo que no.

No hay comentarios: