viernes, noviembre 14, 2008

Ha habido demasiado silencio en estos tres meses. Me ha faltado la música y me ha faltado la euforia corriendo por el cuerpo al unísono de la notas musicales. De las cosas en las que sigo concordando con Nietzsche es que ¨sin la música la vida no tendría sentido¨así lo creo.

1 comentario:

Rain dijo...

Sónicas del cuerpo vía conocimiento musical.


SAYAK, cuánto me protege leer tu bitácora.