miércoles, noviembre 05, 2008

Las fronteras. Una y otra vez creando mapas en el cuerpo, incrustando besos, guíñando el ojo, esta frontera y la otra son un nido de luciernagas, algo precioso que se ha derramado, una teleraña. algo que no nos deja ir.

1 comentario:

Rain dijo...

SAYAK, te mencionaba el estado strange body y al detenerme en este texto tuyo, me pregunto cómo no lo leí antes.
Los mapas del cuerpo.
Los mapas del cuerpo.
Los mapas del cuerpo.

Es que a este estado no hay que conjurarlo. El cuerpo es el cuerpo, mi cuerpo es mi cuerpo y si no conozco sus mapas, ¿cómo me conoceré?.

SAYAK, qué vasta la mirada cuando te mueves con las palabras y con el cuerpo.