lunes, noviembre 03, 2008

No llueve pero parece, por la grisura adentro, por la grisura dentro y entre parentesis. Esta tráquea llena de gansos, de gozos, de nuves. Esta garganta llena de años no pronunciados. Esta calma a punto de explotar esta renuncia, este desgano.

No hay comentarios: