sábado, noviembre 29, 2008

A pesar del agua-nieve, puedo decirlo en voz alta: FELICIDAD.

4 comentarios:

Rain dijo...

¡Y que te fortalezca!.
Y es que así como el dolor puede templarnos, la felicidad nos limpia.

Abraxo.

abril dijo...

Besos desde Tijuas. Se lee linda esa palabra en ti.

AIRAM dijo...

Estás algo lejos, en el tiempo y en el espacio, pero no te olvido en absoluto. Volví a Bilbao, intento la tranquilidad para ver y decidir, para escribir (aunque tengo el blog abandonado, pero prometo volver a él ya) y para dejarme sentir todo lo que pueda, pero sobre todo para decidir. Qué miedo da esa palabra.
Te echo de menos Mag!!!!

Miss Violence dijo...

Queridas todas!! Que gusto me da saberlas cerca y lectoras.
*
Rain: gracias por los buenos deseos y los hermosos comentarios que aquí me dejas. Un abrazo!!
*
Abril, mi amor!! que gusto recibir comentario tuyo, aunque sé que la distancia no existe cuando te leo y me lees, un beso enorme!!

*
María PRECIOSA!! Que bonita sorpresa leerte y saberte por estas líneas. Querida, sigo teniendo el mismo móvil, llamame y charlamos tengo muchas ganas de saber de ti. Te abrazo fuerte fuerte y espero que nos veamos pronto aquín en Madrid o allá por Bilbo. Ah! te cuento que el laboratorio feminista reanuda sus andaza este año, ya te cuento luego sobre el tema. Más abrazo y mñas besos.Retoma el blog, anda!