miércoles, diciembre 17, 2008

Hoy la tristeza de una forma extensa, lenta, doméstica. Como lo que es amado y está muerto. Como lo manso en los huesos que dicen no. Cavada como una gruta hecha de años, puños, fisuras. La gota que contra la piedra, la gota que dentro de la piedra. Más adentro aún. There, donde tú no llegas. There. Todos estos años huyendo de la palabra llanto. Toda esta estúpìda broma contenida. Sacrilegio amado.

No hay comentarios: