viernes, noviembre 21, 2008

¨Don´t ask, don´t tell¨
Esta mañana la música de 2046



All memories are stained with tears...


(and i love you so much)
(yes, indeed this is for the Time)
DESCRIPCIÓN DE LAS MAÑANAS

Extraña forma que tiene la luz de caer sobre los ojos, de entrar por la ventana. De entrar en, de penetrarnos. Quiero decir algo que no cabe aquí, algo tan bonito como escuchar el deseo traducido en respiraciones, como saber que el óxigeno que insuflas es una furiosa cabalgata , un tropel de caballos a punto de partir o desbocarse.

jueves, noviembre 20, 2008

Sobreviviendo al jetlag con Jessie Evans:

¨[...]if the masoquism makes a fool of me...¨

miércoles, noviembre 19, 2008

ENESIMO EJERCICIO DE AUTOREFERENCIALIDAD

¿Cómo es que las palabras pueden abrirnos de esta manera? ¿Cómo pueden hacer que lo trémulo se instale? ¿Cómo la palabra Criptonita nos remite al Jueves?
El otoño no recorre las islas, sino los párpados.

Tan bonita la sensación de ir a otro tiempo, de esta luz enorme y de este cielo alto que acompañan al frío, tan bonito también sentir como el cuerpo va a su propio ritmo. Volver a sentir cosas básicas como hambre y cansancio.

martes, noviembre 18, 2008

La suavidad de la piel. Apenas el contacto de mis dedos sobre su cara. Esa manera de decir las cosas con respiraciones. Ese aroma a casa largamente amada. La dulzura en los ojos al mismo tiempo que el arrebato. El sabor del aliento identico a sí mismo. Esta sensación de ya no estar en un campo de batalla. Esta felicidad de permitirme el cansancio y el cuerpo. Este alilvio de dormir a salvo.
Uno nunca sabe lo que alguien quiere decir cuando escribe, es decir, hay un trazo, hay, digamos, una sucesión de trazos, y hay en ello un intento de comunicación, hay unos ojos en el proceso, una boca que pronuncia, un cerebro que encardina ideas, pero uno nunca sabe realmente QUÉ es lo queire decir el otro con su letras. Existe el milimetro definitivo, lo incognoscible, algo que se escapa en cada letra. Leer es un trabajo de interpretación, de traducción de la intemperie. Escribir es un riesgo, apostarle a la incomunicabilidad, escribir es darse cuenta de lo monádico y sonreir, sonreir, seguir trazando rutas ininteligibles.
Hace un poco de frío y el cielo tiene una grisura indescriptible (creo que la imagen del Pacífico me persigue). Entre el cansancio y la felicidad respiro de nuevo aquí, siento mis pulmones llenarse de este aroma tan particular, de este MADRID.

domingo, noviembre 16, 2008

Mater Amantísima,
hace ya casi 20 años que las cartas bajo la puerta, las escribo en sus antebrazos.
Mater Amantísima,

¿Cómo tejemos las distancias sin que los ojos se llenen de agua?

Te he dicho ¨te amo¨ más de 14 veces (más de infinitas veces), pero lo he dicho tan bajo que ni siquiera yo lo escucho del todo. Este susurro Mater es para no herirte y no herirme, porque las distancias salvan, eso lo aprendí de ti. Porque la escalera del lenguaje está construyendo una casa portable, una casa que ha ido a donde voy, que puedo llevarme, no como a ti que tienes raíces y brazos, que tienes cosas que perder y yo no puedo quedarme, y no logro irme de ti.
¿Cómo te digo que me construyes tan dolorosamente que son adicta a ti?
Mater, ¿ hay palabras para eso? ¿Existen palabras para decirte lo que intento decir desde el origen? ¿Hay palabras como abrazos?

Amantísima, me voy volviendo a ti.

Llevarme esta imagen en los ojos.
Llevarme lo que fuera del marco y no cesa.
Llevarme esa tarde, ese momento preciso no otro,
el punto exacto donde se fraguan historias y se conocen destinos.
Volver a decir hasta pronto.
Otro link que se voverá permanente en la barra izquierda: