viernes, enero 02, 2009

ROCKNROLLA



Me parece bastante sintómatico que en esta película, entre otras cosas, se desplace el arquetipo del rockstar (que desde los años 60 ha sido el paradigma a seguir por los adolescentes para afirmarse en una identidad deseable y glamurosa) hacia la figura del mafioso como el nuevo y verdadero rockstar del siglo XXI, este desplazamiento nos habla de cómo se abre paso entre las clases favorecidas y primermundistas este nuevo paradigma identitario.

Poner de moda la figura del Mafioso de la nueva escuela (más moderno, sin reglas, ni fronteras, que rompe con los pactos éticos de la old school mafia) es dar la bienvenida al mundo primermundista de lo que ya ocurre en todo el Tercer Mundo. Lo peligroso de esto es que a través de la naturalización artificial y lúdica del arquetipo se abren las puertas a estas subjetividades como algo deseable, sin embargo, no se muestran sus consecuencias distópicas en el plano de lo real.

No hay comentarios: