miércoles, agosto 05, 2009

De Lisboa lo único que tengo es la sensación de la luz (mi imaginación de la luz) y esta sensación de ya haber estado allí. De haber, de alguna manera, sido de allí. Esta noche llego a Lisboa. No sé `porque pero el corazón me da vuelcos, algo como un presentimeinto de algo iluminador.

1 comentario:

Lubna Horizontal dijo...

no dejes de probar la morangoska, te hará ver la luz y los colores desde otro punto (más).

disfruta!

Diana