martes, octubre 27, 2009

Los planes y las rutinas. Esa cosas que por urgentes nos alejan de lo verdaderamente importante. Siento como la ciudad se va metiendo en cada uno de mis poros, como poco a poco vuelvo a pertenecer a las tolvaneras, al buen clima y al sonido de las metralletas, a las luces de las patrullas de policia, que en las noches hacen de la ciudad un simulacro de una gran pista de baile.

En este momento escribo desde otro sitio de mí misma, uno que se guarda durante mis ausencias de la backdoor city. Hoy hasta el último grano de polvo me resulta indescifrable.

3 comentarios:

sINDROMEs dijo...

Recibio el mensaje?

Miss Violence dijo...

Cuál?

Miss Violence dijo...

Darling, me acaba de dar el mensaje mi madre. What is next?