jueves, diciembre 24, 2009

Camino a contraviento por un Madrid semivacio. Me gusta esta imahen de la coudad, esta luz y este viento despues de la lluvia. Una ciudad recien lavada.
Toda ella en mis retinas, en mis pasos, no se porque tengo ganas de pronunciar las palabras: papilas gustativas, risa, sudor, oxitocina.
Se que que hay un vertigo en todo lo que hacemos. Eso queda claro hoy cuando me pongo a pensar en la arbitrariedad del c'omo medimos el tiempo.
Estoy sola y soy feliz.

No hay comentarios: