miércoles, diciembre 02, 2009

Decia que esta ciudad me intriga profundamente. No se si es porque la siento como una especie de atrezzo para mi anonimato. Quiza la inquietrud se deba a ver la calma y la sorisa rodeada de arboles que asemejan esqueletos. Hay algo especificamente visceraal en ella, algo que no tiene nada que ver con el apego sino con su inverso, una especie de libertad que me permite dormir y diambular, salir de lo que yo conozco de mi.
No intento hacer con esto una metafisica del desplazamiento, ni tampoco una inevitabilidad. De alguna maneras siento que estas ciudad me salva de mi cuerpo.
Mientras bebo un cafe y observo, intento digerir un poco todo lo que spivak representa. Me ha parecido terriblemente iluminadora. Con una presencia brutal y una dulzura arida, algo mas alla de su pensamiento que encandila y crea contradicciones. Me encanta pensar y verla como una diva de. Casi 70 anyos que le dice al colonialismo interno fuck off,n mientras habla de lo preocupada que esta por conseguir un gimnasio y terninar un texto, todo esto mientras nueve las manos de forma aleccionadora y sinuosa. Todo mientras sus ojos de nmujer bengali nos regalan fortaleza. Todo esto mientras spivak habla de si misma a traves del tiempo. Todo esto nmientras spivak echa de menos su belleza y yo le digo que les conceda un par de anyos a lxs espanyolxs para que entren en sus teorias y le digo que es dificil hablar de subalternidad en. Un contexto donde siempre se ha ganado y luego me cllo y escucho a Spivak diciendome: pero no puedo esperar, dos anyos ahora para mi es mucho tiempo y la siento temblar al decirme que probablemente en dos anyos mas Spivak ya no estara viva.

2 comentarios:

Rain dijo...

El nombre Spivac tiene la resonancia de un Mar Egeo. Me impactó. El nombre como eje de tu texto que en sí contiene esa hermosa complejidad/sencillez tuya.

Y me llevo a Spivac. La nombro y te celebro, querida Sayak.

Miss Violence dijo...

Queridisima RAIN, que bueno saberte por aqui. Tus comentaarios son siempre como abrazos.
Recibe mi abrazo desde aqui.