viernes, marzo 27, 2009

Needing simply things and time.
Fréderic London, hablando de la crisis financiera iniciada por el desplome de la economia norteamericana evidenciada con mayor fuerza entre los meses de septiembre-octubre y novimenre de 2008, dice a proposito de las paradojas que sucitan desplomes financieros como este:

"Ni el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ni todavía menos Henry Paulson, ex-presidente de Golman Sachs, el florón absoluto del capitalismo absoluto, luego convertido en secretario del Tesoro en una Administración, de ultraderecha, la de George W. Bush, seguramente nunca imaginaron vivir un día la dolorosa paradoja de verse tratados de "socialistas" cada vez que se ven obligados a aportar sostén público para el salvamento de las finanzas privadas"(1)

Tildar de "socialistas" (20 años después de la caída del muro de Berlín) acciones como las emprendidas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos está entre la risa y el espanto y nos obliga a pensar más allá de los límites de la resignificación distópica de los términos. No obliga a pensar también en la urgencia de la apliación de discurso que aclaren las paradojas discursivas que tienen efectos reales sobre la economía y por ende, en nuestra vida cotidiana.

(1)Fréderich London. Los diez dias que cambiaron Wall Street. Le Monde Diplomatique, en español, núm, 5, pág. 6

jueves, marzo 26, 2009

miércoles, marzo 25, 2009

La palabra pudor es casi tan bonita como poder. También, casi, inversamente proporcional.

martes, marzo 24, 2009


Mi amiga Paola Sandoval es una de la mujeres más inteligentes e interesantes que he conocido en la vida. Ahora está embarazada, es tan misterioso como pasa el tiempo, como los cuerpos se multiplican. Me ha enviado esta foto, me parece una foto bonita y fuerte como Paola.
!Felicidades preciosa!
Otra vez Liddell dando en las aristas:

"a veces necesito contarlo todo en este blog, cosas íntimas, es una manera de averiguar lo que no quiero contar, de averiguar qué cosas son las que más me importan, las más profundas, las más hondas, las que guardo para mí sola, esas cosas que debo cuidar y cuidar y cuidar, la máxima exposición mide con su indecencia la máxima oscuridad, y es entonces cuando me asusto de mí misma, cuando me enfrento a lo que no quiero contar, cuando me enfrento a lo inconfesable, que no tiene nada que ver con la verdad o la mentira, es sencillamente lo inconfesable, lo que más duele, lo que más aterra, lo que más amo, por ejemplo, hoy no puedo contar por qué está aquí la foto de un acordeón, me siento incapaz de contarlo, me da demasiado miedo, un pánico confuso, qué curioso que al mismo tiempo tenga una certeza total, que también me asusta, son sentimientos que debo cuidar mucho, mucho, mucho, porque son la parte más importante de mi vida, de repente, gracias a no poder hablar del porqué del acordeón, me doy cuenta de aquello que es lo más importante de mi vida, ahora mismo."

Sin tiempo para escribir, con el tiempo justo para robar post de otrxs

lunes, marzo 23, 2009

La casa del aliento
Son nueve años desde aquel mar y aquella luz en el inicio de una primavera.
Serán pronto 10 años desde que mi padre crece como una flor en un cementerio.
Muchas, muchisimas cosas y tan poco tiempo.
NECROPOLITICS.
Just that.