viernes, septiembre 18, 2009

Esta ciudad que cada vez es más mía, más ajena.

jueves, septiembre 17, 2009

cOMPRAR ZAPATOS NUEVOS PARA ANDAR BAJO LA LLUVIA. lA FELICIDAD ENTRANDO A LOS PULMONES. eL VIENTO QUE TODO O LIMPIO (DESDE EL PRIMER DÍA). LA CERTEZA DE QUE LA LLUVIA SUCEDE SOLAMENTE AFUERA.

miércoles, septiembre 16, 2009

La radio de día y de noche, una compañia constante. Ün hombre canta (en ingles): No tengo planes de amarte, tengo mejores cosas que hacerte. De repente encuentro cada vez más pieza para el nuevo libro.

lunes, septiembre 14, 2009

Vuelve la poesía y las ganas. Llega entre sueños el titulo de mi próximo libro. Sé ya cómo empieza, sé ya cuales oraciones conforman la primera página, sé ya cual epígrafe será la directriz del libro y ese epígrafe se lo debo al Devenir Perra de mi adorada Itziar Ziga.
Mi libro nuevo empieza diciendo: ¿Para qué rivalizar con otras mujeres si puedo follar con ellas? (Itziar Ziga, Devenir Perra, Melusina, 2009). La escritura enraizada en la poesia del cuerpo, en lo vertebrante del sexo, en el transhumar de los cuerpos y los géneros, en al dinamitación de lo que se nos impone, en la eliminación del pudor y la instauración de una ontología sucia.
Lo intransferible del dolor. Me entero por un correo de la muerte. Llegan las noticias que desbordan, que hacen saber y sentir que el dolor es algo intrasferible y un así en su presentimiento algo nos une. Seguimos siendo mónadas que no se comunican pero algo dentro de la casa del lenguaje nos revienta y hace estremecer, empatizar, decir: lo siento. En realidad ante la muerte siempre hay estremecimiento, pasa igual con el amor, con la despedida del amor, es una vibración algo que nos desacompasa, que nos deja como cajitas de música desafinadas.