viernes, diciembre 04, 2009

Rumbo a granada a las jornadas feministas. 30 anyos despues!

jueves, diciembre 03, 2009

Las cosas grandes que no caben en el lenguaje, ese es el reto del pensamiento.
Subo al tren. Mi pie toca el primer peldanyo y empieza a llover. Esta ciudad esta siendo muy generosa conmigo, ha esperado a que mne marche para derramarse.
Creo que no podria soportar ni una gota de lluvia sobre mi rostro. Recuerdo a C contandome de un personaje que alergico a sus prtropias lagrimas, recuerdo que no le dije que yo tambien, pero a veces cuando mi propio reverso reprimido
Sale para hecerme malas jugadas...
No le dije: yo tambien porque eso hubiera sido una espacie de mentira.
Voy llena de muchas cosas, spivak hablando sobre esencialismo estrategico es la prueba de asumir y aplicar el riesgo de que la critica debe ser en y todo momento una autocritica y una intracritica dentro de un sistema determinado. En realidad dijo muchas cosas. En realidad falto tiempo.
En realidad escucharla hablar me reconecto con el riesgo que exige el pensamiento y de alguna manera me reconecto con mi cuerpo.
This days I'm such a stranger to myself.
Deambulando por las calles y los puentes me doy cuenta de que mi ropa es un caparazon que empieza a deshicharse, mi cuerpo tiene dos tallas menos.
No se porque todo esto me hace pensar en mi casa (portatil) de lenguaje.
Me voy de murcia.

miércoles, diciembre 02, 2009

Decia que esta ciudad me intriga profundamente. No se si es porque la siento como una especie de atrezzo para mi anonimato. Quiza la inquietrud se deba a ver la calma y la sorisa rodeada de arboles que asemejan esqueletos. Hay algo especificamente visceraal en ella, algo que no tiene nada que ver con el apego sino con su inverso, una especie de libertad que me permite dormir y diambular, salir de lo que yo conozco de mi.
No intento hacer con esto una metafisica del desplazamiento, ni tampoco una inevitabilidad. De alguna maneras siento que estas ciudad me salva de mi cuerpo.
Mientras bebo un cafe y observo, intento digerir un poco todo lo que spivak representa. Me ha parecido terriblemente iluminadora. Con una presencia brutal y una dulzura arida, algo mas alla de su pensamiento que encandila y crea contradicciones. Me encanta pensar y verla como una diva de. Casi 70 anyos que le dice al colonialismo interno fuck off,n mientras habla de lo preocupada que esta por conseguir un gimnasio y terninar un texto, todo esto mientras nueve las manos de forma aleccionadora y sinuosa. Todo mientras sus ojos de nmujer bengali nos regalan fortaleza. Todo esto mientras spivak habla de si misma a traves del tiempo. Todo esto nmientras spivak echa de menos su belleza y yo le digo que les conceda un par de anyos a lxs espanyolxs para que entren en sus teorias y le digo que es dificil hablar de subalternidad en. Un contexto donde siempre se ha ganado y luego me cllo y escucho a Spivak diciendome: pero no puedo esperar, dos anyos ahora para mi es mucho tiempo y la siento temblar al decirme que probablemente en dos anyos mas Spivak ya no estara viva.
Despierto en una pension de una ciudad periferica. Abro los ojos, observo la luz que entra por la ventana.
Desde hace algunos anyos tengo un crush con la luz. (El nombre de ella). Deammbulo por la ha!itacion, enciendo un cigarro.
La pension me hace pensar en hemingway. No soy hemingway, excepto por el gusto por las mujeres no nos parecemos en nada. Decia que no soy hemingway, y esta negacion
Me hace pensar en la escritura posible de hemingway. Me encantaria leer un libro apocrifo donde hablara de su experiencia primera donde el su virilidad era disfrazada por su madre bajo ropa de ninya.
En eso si nos parecemos, pero yo corria gustosa al disfraz. De esos primeros anyos desarrolle una diccion severa al lapiz labial (aun hoy cambio casi cualquier cosa por un poco de lapiz labial).
Estoy segura que bajo esta luz, desde esta venta y entre este frio podria escribirse una novela apocrifa de hemingway que se titulase: ella era hemingway.

martes, diciembre 01, 2009

En murcia a punto de iniciar el seminario con spivak sobre poscolonialismo, subalternidad y esencialismo estrategico.
Recordar en los labios el sabor de tu respiracion.
(...)Instruirte en el mas grande de los horrores: el del olvido de tu nombre y el del recuerdo de tu nombre.

Salvador elizondo. El hipogeo secreto.
Como elaborar un duelo de alguien que nos es completamente desconocido y sin embargo el cuerpo?