lunes, enero 04, 2010

Extranyar lo que nose conoce. Je suis sur le point de volver a Madrid. Las horas pasando en este aeropuerto.
Este lugar parece un sanatorio o un orfanato, quiza sea ambas cosas. Hay muchod que parecen perdido y a mi me duele algo.
Me duele la mano de un hombre golpeando el rostro ensangrentado de una mujer. Sus gritos me atraviesan. Toda la impotencia de escucharla llorar.
La intima herida que nos otorga la vulnerabilidad. Ese hombre golpeando a una mujer denbtro de una puerta que no podiuamos abrir, el despligue de violencia patriacal en cada gesto.
Lo personalisima soledad del golpe. Soy de una periferia y por tanto no las idelizo. Soy de una periferia y por eso no me resigno a ser parte de la ruleta que las alimanyas barbaras juegan con nosotrxs.
La insurgencia transfeminista es necesaria. Inminente. Transperifericxs del mundo unios!

No hay comentarios: